Frases etiquetadas con “corazón” (mejores)

Filtros
Gowasu: El té hecho con un corazón puro, libre de imperfecciones, es delicioso.
Hikari Tsutsui: Si los corazones fueran simples, no estaríamos sufriendo así.
Miki Makimura: Cuando Akira llora, siempre es por otra persona. Nunca llora cuando el que está triste es él. Es fuerte. Tiene un corazón fuerte. Pero llora más que nadie por otras personas. Si hubiera más gente como Akira en este mundo... creo que todos seríamos felices.
Rue: Yo sólo he tenido ojos para Mytho. El que tenga o no corazón no cambiará el hecho de que le amo. Y le seguiré amando siempre. Aún no le he amado lo suficiente.
Kaika Itsuki: Hay muchas cosas que la muerte puede resolver o mejorar. Creo que las personas podemos lidiar con la muerte mucho mejor que ahora. Taiyo. Cuando quieres hacerte amigo de alguien, ¿le dices cosas feas? Yo quiero hacerme amigo de la muerte. Y quiero que todos los demás también se hagan amigos de ella. Para ello, tengo que demostrarles que la muerte no es mala. Y para demostrarlo, voy a morir. Cuando eso ocurra, mi corazón quedará atrás. Lo que hagas con él debes decidirlo tú.
Kenji Asahina: La música es la luz que ilumina nuestro corazón.
Narradora: Hace mucho, mucho tiempo, hubo un hombre cuya vida llegó a su fin. El príncipe y el maligno cuervo de su historia escaparon de ella y continuaron su lucha. Al final, el príncipe se arrancó el corazón y selló al cuervo usando un poder prohibido. En cierto pueblo, el príncipe sin corazón conoció a un pato. El amor que sentía por el príncipe convirtió al pato en una princesa, y comenzó a reunir los fragmentos de su corazón. El príncipe fue recuperando sus emociones, hasta que fue capaz de amar de nuevo. Y fueron felices y comieron perdices. Pero ¿fue realmente así? No en vano, si la princesa le revelase sus sentimientos al príncipe, su destino sería desaparecer en medio de un resplandor.
Ahiru: Lo siento. No puedo evitar que sufras, lo único que puedo hacer es recuperar tu corazón.
A Mytho.
Narradora: Hace mucho, mucho tiempo, hubo un hombre cuya vida llegó a su fin. El hombre estaba escribiendo la historia de un apuesto príncipe y su lucha contra un malicioso cuervo. Tras su muerte, el cuervo y el príncipe huyeron del cuento. El príncipe usó un poder prohibido que sólo él tenía para sellar al cuervo, a costa de su propio corazón. El cuervo quedó encerrado sin poder escapar, y el corazón del príncipe quedó partido en mil pedazos, que se esparcieron a lo largo y ancho de la ciudad. En ese momento, en la ciudad los cuentos y la realidad se entremezclaron, y aquello que pertenecía al terreno de la fantasía dejó de hacerlo.
Narradora: Hace mucho, mucho tiempo, hubo un hombre cuya vida llegó a su fin. La historia se interrumpió, y junto a su corazón, el príncipe perdió la gentileza que le caracterizaba e incluso los recuerdos de su heroica batalla. Y a lo largo y ancho de la ciudad, los fragmentos del corazón del príncipe buscan refugio en aquellos corazones que tengan un vacío para ellos. Entre aquellos que fueron poseídos por estos fragmentos, los hay cuyas historias se acabaron torciendo.
Mytho: Tu hermoso corazón hace que las flores crezcan hermosas.
A Freya.
Drosselmeyer: Todos los fragmentos errantes están ya donde les corresponde.
Ahiru: ¿Qué? ¿De verdad? Así que, ahora...
Drosselmeyer: Ciertamente, debe de estar padeciendo un gran dolor.
Narradora: Hace mucho, mucho tiempo, hubo un hombre cuya vida llegó a su fin. Aquel hombre escribió la historia de un príncipe feliz que amaba y era amado por todos. Mientras la gente se enfrentaba entre sí por el amor del príncipe, un malvado cuervo les arrancó a picotazos sus amantes corazones uno tras otro. Cuanto más los amase el príncipe y quisiera salvarlos, más alimentaba ese amor al cuervo. Hasta que el cuervo pensó “Me gustaría devorar el corazón del príncipe, el más delicioso de todos”.
Mytho: Cuando me hayas arrancado el corazón, recuerda besarlo y teñir tus labios con su sangre.

Citas encontradas: 14